Blog

Latest Industry News

AHORRA COMBUSTIBLE CONDUCIENDO DE FORMA EFICIENTE

Untitled design

La evolución en la tecnología del motor es indudable pero a menudo solemos valorar más aquellas nuevas prestaciones que podemos incorporar en nuestro automóvil y obviamos, de alguna forma, las mejoras que se han logrado en otras partes más básicas que potencian el rendimiento de nuestro vehículo. En esta ocasión hablaremos del consumo de combustible, por lo que debemos mencionar que conforme pasan los años el consumo de los nuevos automóviles es cada vez menor, alcanzando resultados que no hace muchos años eran impensables.

Si bien una conducción eficiente supone una disminución de emisiones de CO2 también implica un ahorro en el consumo de combustible generando, por tanto, ahorro económico para nuestro bolsillo. Seguro que ya conoces algunas formas de optimizar el rendimiento de tu vehículo para ahorrar carburante pero quizás todavía obvies alguna, por ello hoy desde el blog de SENRA SPORT, concesionario en A Coruña, compartimos contigo unos sencillos trucos con los que podrás llegar a ahorrar hasta un 20 % de consumo de combustible:

ARRANQUE Y PUESTA EN MARCHA: evita pisar el pedal de aceleración en el momento de arrancar el motor y asegúrate de usar la primera marcha solamente en este momento ya que es la que más consume, se recomienda meter segunda aproximadamente a los 2 segundos. No tener prisa y comenzar con un arranque pausado en el que ir incrementando poco a poco la velocidad resultará positivo para ahorrar un porcentaje importante de combustible.

VELOCIDAD CONSTANTE: una aceleración brusca en la que predominen frenazos y cambios de marcha repentinos o de manera innecesarios causará que aumente el combustible consumido, por lo que conseguir una conducción suave y continuada se convierte en algo vital. Anticípate siempre que puedas a situaciones no recomendables como las anteriormente mencionadas, por ejemplo frenando de forma suave y reduciendo la velocidad de manera progresiva.

TEN EN CUENTA LAS REVOLUCIONES: en motores diesel es recomendable situarse entre las 1.500 y 2.000 revoluciones por minuto, mientras que en los coches con motores gasolina el intervalo recomendado es el de entre 2.000 y 2.500 rpm.

EVITA MANTENER EL MOTOR INACTIVO: cuando te encuentres en un atasco en el que consideras que estarás parado más de un minuto, así como en otro tipo de situaciones en las que permaneces con el vehículo en pausa el motor está a ralentí y consume entre 0,5 y 0,7l/hora.

EVITA CARGAS INNECESARIAS: cuanto más peso se cargue en el vehículo mayor será el consumo de combustible que se ocasionará llegando a incrementarse ésta hasta en un 6 %. Si cargamos nuestro vehículo dado que estamos a punto de emprender un viaje, así como si necesitamos transportar alguna mercancía o bulto no habitual, debemos de tener en cuenta cómo lo colocamos, ya que un reparto eficiente y equilibrado de la carga también nos ayudará a no consumir combustible de forma excesiva.

¿Habías oído hablar de las pautas comentadas para el ahorro de combustible? Si bien son todas ellas coherentes y comprensibles muchas veces no son tenidas en cuenta por lo generamos un gasto de combustible elevado por no cuidar pequeños detalles.

Back to top