Blog

Latest Industry News

Qué hacer si te quedas sin frenos en plena conducción

Senra Sport¿Alguna vez has pensado en las situaciones extremas que pueden producirse al volante? Los accidentes no solo son el resultado de una mala conducción o del despiste de los conductores. En otras ocasiones el fallo o avería de alguna de las piezas que compone el vehículo son el motivo por el que se ocasionan choques o colisiones graves.

En la autoescuela nos enseñan tanto de forma teórica como práctica el funcionamiento del automóvil, así como las diferentes normas de seguridad vial. Pero por otro lado, la formación que nos imparten para enseñarnos a conducir un vehículo rara vez incluye ejercicios que nos exijan ponernos ante una situación extrema. La reacción ante este tipo de situaciones puede jugarnos una mala pasada a causa de los nervios o el shock que nos causa vernos ante una realidad complicada que jamás antes habíamos tenido ocasión de vivir, y en la que nunca habíamos pensado encontrarnos.

A continuación te planteamos una situación extrema y te ofrecemos varios consejos que creemos que podrán ayudarte a salir de ella sin que cunda el pánico, ¿preparados? En esta ocasión te damos las claves a tener en cuenta si en plena conducción compruebas que los frenos de tu vehículo no responden:

  1. Intenta mantener la calma y comienza por reducir la velocidad, para ello levanta el pie del acelerador o desactiva el control automático de velocidad de tu vehículo si es el caso. Disminuir la velocidad conlleva a reducir también el riesgo al que nos enfrentamos en caso de choque.
  2. Comprueba cómo sientes el pedal de freno. Si tu pie se hunde al pisar el pedal es posible que lo que suceda es que el líquido de frenos esté bajo o por el contrario exista algún problema con el cilindro, los tambores o las pinzas. Ante esta situación bombea el pedal de freno varias veces, así estaremos intentando conseguir la presión suficiente para que el freno se ejecute. Si lo que notas al pisar el pedal de freno es que éste está duro y no consigues moverlo puede ser que algo lo mantenga obstruido. Intenta examinar que un objeto no esté obstaculizando el pedal y de ser así retíralo con cuidado de no perder de vista la carretera. En muchas ocasiones dejamos botellas u otros objetos bajo los asientos del automóvil y éstos pueden moverse de un lado a otro, causando en ocasiones sustos como este.
  3. Reduce las marchas para bajar la velocidad, esto nos servirá de ayuda para frenar el motor y por consiguiente el también el coche. Debemos hacerlo de forma paulatina ya que de forma brusca podríamos perder el control del vehículo.
  4. Utiliza el freno de mano pero no seas brusco y hazlo de forma lenta y firme, de lo contrario podría bloquear las llantas. Mediante el freno de manos probablemente podamos detener el vehículo, a pesar de que no sea de forma inmediata ya que éste actúa solamente sobre los neumáticos traseros.
  5. Si cuentas con espacio, gira el volante de manera brusca de un lado al otro para crear fricción y disminuir así la velocidad del coche de manera natural. Ten en cuenta que para hacer esto no debes de ir a velocidades muy altas ya que podría volcarse el vehículo, asimismo debes de tener en cuenta los demás vehículos que conducen por la vía para no ser un estorbo para ellos y causar un accidente.

Si no has llegado a una situación como esta pero notas un comportamiento poco habitual en tu pedal de freno es preciso que acudas a tu taller particular para que lo revise y evitar llegar a estos extremos. En SENRA SPORT taller y concesionario en Dumbría, A Coruña podemos ayudarte con los fallos en tus frenos o en cualquier otra parte de tu vehículo, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros, lo solucionaremos.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top