Blog

Latest Industry News

CÓMO Y CUÁNDO USAR LAS LUCES DEL COCHE

Cómo y cuándo usar las luces del coche - Senrasport

En otras ocasiones ya hicimos hincapié en lo importante que son las luces en la vía ya que gracias a ellas podemos ver y ser vistos en la carretera por los usuarios que circulan, evitando de esta forma problemas de visibilidad y posibles accidentes. Si bien es importante conocer el tipo de iluminación que tiene nuestro vehículo y tener los faros bien regulados para evitar ser un problema para el resto de automóviles, también es primordial saber hacer el uso correcto de las diferentes luces que posee nuestro vehículo.

Por todo esto, en el post de hoy hablaremos de cómo y cuándo usar las luces del coche, es decir, de las diferentes modalidades de alumbrado de nuestro vehículo: luces para ver (cortas, largas, antiniebla delanteras) y luces para ser vistos (posición, antiniebla traseras).

Las luces: cómo y cuando usar las luces del coche

LUCES DE CRUCE (cortas)

Son las obligatorias a utilizar en escenarios nocturnos, así como por el día cuando las condiciones meteorológicas lo requieran, es decir, cuando haya menor visibilidad debido a las lluvias, la niebla o las nubes. También son necesarias cuando existe mucho polvo en la vía y no nos permite ver con claridad, así como en situaciones en las que exista mucho humo. Además, son las luces que utilizamos en túneles, pasos inferiores o carriles habilitados para utilizar en sentido contrario, por ejemplo.

La DGT recomienda utilizar las luces de cruce también durante el día, ya sea por autopista o carretera, ya que de esta forma potenciamos el ser visto por los demás conductores y evitamos así posibles incidentes. Esta recomendación es muy acertada ya que en determinadas situaciones a una distancia larga quizás no apreciemos bien la silueta de un vehículo pero con las luces de cruce puestas sería fácilmente identificable.

LUCES DE CARRETERA (largas)

Estas luces son obligatorias por las noches en carreteras insuficientemente iluminadas fuera de poblado. Cuando se está utilizando este tipo de iluminación se deberá de tener especial cuidado en no deslumbrar a otros coches, por lo que se debe de estar bien atento para cambiar a las luces de cruce si es necesario.

ANTINIEBLA DELANTERAS

Estas luces no son obligatorias, así como tampoco cuentan con ellas todos los vehículos. Se recomienda su uso cuando se produzcan situaciones de baja visibilidad (como hemos visto en casos anteriores) y pueden combinarse con el uso de las luces de cruce o posición.

Las antiniebla delanteras son luces fuertes y bajas, apropiadas para apreciar bien las líneas de la calzada, por lo que resulta muy cómodo utilizarlas en vías estrechas (no mayores de 6,5 metros) siempre teniendo en cuenta que son molestas para otros vehículos, por lo que deberán apagarse en cuanto presenciemos que alguno se acerca.

LUCES DE POSICIÓN

Estas luces acompañan siempre a las cortas, largas y antinieblas, indicando como su nombre dice la posición en la que se encuentra el vehículo. Es importante su uso cuando se detiene el automóvil en la calzada, ya sea en el arcén o en la vía para de esta forma hacerlo visible.

ANTINIEBLA TRASERAS

El uso de estas luces rojas de mayor intensidad que las de posición son obligatorias en caso de niebla espesa o fuertes lluvias, nevadas, polvo… en definitiva, en situaciones de escasa visibilidad en las que necesitamos ser identificados fácilmente por los usuarios que circulan por la vía.

Ha de tenerse precaución con el uso de estas luces ya que son bastante fuertes y molestas en el caso de que las condiciones sean óptimas para la conducción, por lo que hay que estar bien atento para quitarlas en cuanto la claridad sea latente.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top