Blog

Latest Industry News

LA IMPORTANCIA DE UNA AMORTIGUACIÓN EN BUEN ESTADO

Amortiguación en buen estado - Senrasport

La amortiguación en buen estado marcará un antes y un después en la seguridad vial de la que gocemos en la carretera. Si a menudo hablamos de lo importante que es revisar la presión y el estado de los neumáticos para hacer una conducción segura, los frenos y tener la amortiguación en buen estado son también piezas clave de nuestro coche que deberán estar a punto siempre. La principal función de los amortiguadores es hacer el vehículo más estable y ágil, haciendo así que necesite menos distancia de frenado y, por consiguiente, reaccionará de forma más rápida y precisa en situaciones imprevistas de rápida reacción.

Amortiguación en buen estado

Si bien es cierto que no hay mejor garantía que acudir al taller para hacer las revisiones oportunas a nuestro vehículo, hoy os contamos alguno de los síntomas que pueden diagnosticar un mal estado de los amortiguadores. Cuando revisábamos los neumáticos nos fijábamos en su presión, así como en su aspecto visual (desgaste del dibujo de las ruedas) y podíamos darnos cuenta de que algo iba mal por el comportamiento del vehículo. En el caso de los amortiguadores no resultará tan sencillo darnos cuenta de que algo va mal ya que la degradación suele ser muy progresiva. A pesar de ello, te dejamos cinco señales que podrían indicar que existe algún daño de amortiguación, de esta forma si detectamos posibles daños podremos acudir lo antes posible a solucionarlos.

  1. Aumenta la distancia de frenado.
  2. Desgaste irregular de los neumáticos.
  3. Vibraciones, inestabilidad excesiva e inclinación del automóvil.
  4. Balanceo y pérdida de control del vehículo.
  5. Ruidos no comunes al sobrepasar algún bache u obstáculo.

Como podemos observar, se tratan de síntomas muy generales y que pueden tener causas diversas por lo que es recomendable realizar una revisión de la amortiguación en taller cada 20.000 Km, aproximadamente, y no exceder su vida útil más allá de los 80.000 Km. Además, debemos destacar que la utilización de unos amortiguadores en mal estado genera daños colaterales como el desgaste de los neumáticos (pudiendo reducir su vida útil hasta en un 20 %) o el incremento en el gasto de combustible.

Otra forma de conseguir averiguar si tenemos la amortiguación en buen estado es presionar varias veces de forma repentina y con fuerza sobre la los neumáticos (lugar en el que se encuentran los amortiguadores) para así observar el movimiento. Cuanto mayor rebote exista, entenderemos que peor será el comportamiento de los amortiguadores.

Si tienes indicios y reconoces alguno de los síntomas comentados, no dudes en acudir al taller para evitar complicaciones en tu conducción y posibles accidentes. Recuerda que el mantenimiento de tu vehículo es importante para tu seguridad ya que contar con piezas en mal estado provocará que tu conducción sea inestable y te permita disponer de menor tiempo de reacción ante situaciones inesperadas.

Para cualquier duda o revisión de tu coche de ocasión o nuevo ven a visitarnos, tenemos taller en Dumbría y queremos ayudarte a optimizar las prestaciones de tu automóvil para que goce de más años de vida y te permita disfrutar de una conducción agradable.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top